¿Cómo lidiar con los padres codependientes de adultos?

Superación Personal

Padres codependientes de adultos

El término codependencia a menudo se asocia con relaciones románticas insalubres y abusivas. Cuando lo escucha asociado con la relación entre padres e hijos, es natural sentirse sorprendido.

De hecho, los padres codependientes son más comunes de lo que creemos. A menudo vienen disfrazados de padres demasiado cariñosos, cariñosos y adoradores. Justifican su estilo de crianza en helicóptero como atentos, reflexivos, considerados, afectuosos y preocupados por sus hijos.

Pero el hecho es que están excesivamente involucrados en la vida de sus hijos, incluso después de que hayan crecido y tengan sus propias familias. Incluso cuando se señala que su comportamiento está causando más daño que bien en la vida de sus hijos, se niegan a reconsiderar sus acciones y seguir su camino.



Los padres codependientes pueden llevar a sus hijos adultos al borde de la cordura. Se dividirán entre su amor y responsabilidad hacia ellos y su propia necesidad de independencia y salud mental.

Este artículo profundiza en el tema de los padres codependientes de adultos y ofrece consejos y sugerencias sobre cómo tratarlos de manera efectiva sin cortar los lazos con ellos.

¿Quién es un padre codependiente?

Todos los padres aman a sus hijos y quieren hacer lo mejor por ellos. Quieren formar un vínculo amoroso y duradero con sus hijos que durará toda la vida. Sin embargo, algunos padres forman un vínculo malsano y excesivo con su hijo y utilizan el vínculo para controlar la vida de su hijo.

El comportamiento codependiente es amplio y variado. La forma en que resulta depende del padre específico y del niño. Un padre codependiente puede establecer metas poco realistas para que las alcance su hijo. Y cuando fracasan en el intento, él los hará sentir culpables o se volverá abusivo.

Una madre codependiente puede involucrarse demasiado en la vida de su hijo y tomar todas las decisiones importantes y menores por ellos. Cada resistencia que presenta el niño se enfrenta a un chantaje emocional. Incluso puede vincular su felicidad y bienestar con su cumplimiento.

La excusa típica de un padre codependiente por su comportamiento excesivamente controlador es que son una familia unida y su estrecho vínculo con su hijo es un signo de una relación sana en una familia que funciona bien. Nada mas lejos de la verdad.

Demasiada participación de los padres en la vida de sus hijos, especialmente los hijos adultos, solo puede llamarse obsesión y es un signo de disfunción.

Signos de padre codependiente

El primer paso para arreglar las cosas con tus padres es identificarlos como codependientes. Aquí hay algunas señales que puede usar como guía.

  • Son necesitados y pegajosos.
  • Quieren tener el control de la relación.
  • Están demasiado involucrados, hacen más de lo necesario y asumen más responsabilidades de las que deberían.
  • Están dispuestos a sacrificar otras relaciones.
  • Manipulan y se involucran en chantajes emocionales.
  • Creen firmemente que siempre tienen la razón y se niegan a disculparse por sus errores.
  • Juegan a la víctima para ganarse la simpatía.
  • Ignoran los límites.
  • Vinculan su sentido de sí mismos y la autoestima a su hijo.
  • Se involucran en abuso emocional y sentimientos de culpa.
  • Tienen cambios de humor, problemas de ira y rabietas para salirse con la suya.
  • Son demasiado emocionales.
  • Es difícil tener conversaciones con ellos.
  • Utilizan un trato silencioso y un comportamiento pasivo-agresivo para ganar el control.

Efectos de un padre codependiente en hijos adultos

Desde la perspectiva de un adulto, un padre codependiente puede ser intrusivo, crítico, cruel, abusivo, manipulador y poco confiable. Cuando un adulto es tratado de esta manera por su padre codependiente, su sentido de lealtad y amor les impide abandonar la relación.

Esto puede hacerles la vida extremadamente difícil. Su comportamiento se ve afectado y también su autopercepción. Los daños son devastadores y duraderos. La peor parte es que no tienen ni idea de cómo escapar de esta situación.

Estos son algunos efectos comunes que los padres codependientes tienen en usted.
  • Te juzgas a ti mismo con dureza.
  • Buscas constantemente aceptación y aprobación.
  • Se siente abrumado por los cambios sobre los que no tiene control.
  • Te resulta difícil disfrutar de la vida.
  • Suele recurrir al alcohol y las drogas para relajarse.
  • Le resulta difícil tomarse en serio a sí mismo.
  • Tienes miedo a la intimidad.
  • Eres extremadamente responsable o totalmente irresponsable.
  • Te niegas a dejar de lado tu lealtad a un padre codependiente incluso cuando la verdad te está mirando a la cara.
  • Sientes que no eres normal sino distinto de los demás.
  • Le cuesta entender cómo es una relación normal entre padres e hijos.

¿Cómo lidiar con un padre codependiente?

Crecer con una madre o un padre codependientes puede tener un efecto desastroso y destructivo en la mente de un niño. A menudo, un niño considera esto como normal y nunca cuestiona a sus padres. A medida que crecen, algo debe haber sucedido para que sospechen que este no es el caso. Obviamente se preguntarán, ¿cómo lidiar con una madre o un padre codependientes ?.

El primer paso para corregir una relación codependiente es reconocer, aceptar y reconocer su existencia.

Entonces es el momento de analizar su relación con el padre tóxico y comprender la forma de toxicidad que existe en él. En esta etapa, puede parecerle que arreglar las cosas con sus padres sin ofenderlos y tener una relación madura y feliz con ellos es inconcebible. Quizás lo sea, quizás no. Por tu bien al menos, deberías intentarlo.

Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo lidiar con padres tóxicos.
  • Aprenda a diferenciar entre soporte y codependencia.
  • Trate de comprender su sentimiento de culpa y trate de eliminarlo mediante el razonamiento.
  • Aprenda a decir no enfáticamente.
  • Acepte el hecho de que usted es el único responsable de sus sentimientos.
  • Para curarse a sí mismo, practique el cuidado personal.
  • Busque ayuda de alguien en quien pueda confiar.
  • Si ninguna de las sugerencias funciona, busque ayuda profesional.

Corregir los errores y las secuelas de una relación codependiente puede parecer una tarea hercúlea, pero en la práctica tiene posibilidades reales. Como usted es quien inicia el proceso, debe estar completamente convencido de su éxito y dispuesto a trabajar duro para lograrlo. Si está dispuesto a creer que sucederá, sucederá.

Los padres tóxicos en su vida pueden causar mucho dolor y estrés. Es posible que sienta que tiene que cuidarlos, protegerlos de la decepción o ser su todo. Pero es hora de establecer límites con padres tóxicos y crear relaciones saludables.

Pensamientos concluyentes

El término codependencia se utilizó anteriormente para referirse a tendencias adictivas. Sin embargo, ahora los psicólogos han incluido la adicción a las relaciones también en la lista de cosas a las que puede volverse adicto.

Tener una madre o un padre codependientes tóxicos no es el fin del mundo. Si está dispuesto a hacer un esfuerzo dedicado, logrará liberarse de la esclavitud del apego tóxico.

Lectura recomendada: