¿Cómo mejorar las habilidades de pensamiento crítico en el trabajo?

Superación Personal

Cómo mejorar las habilidades de pensamiento crítico en el trabajo

La toma de decisiones es una parte integral de nuestra vida diaria. Si bien algunos pueden no tener mucho impacto, otros pueden cambiar el curso de nuestras vidas.

Ya sea significativo o no, sería ventajoso tener la habilidad para tomar buenas decisiones. La habilidad de pensamiento crítico tiene que ver con la capacidad de examinar el problema, detectar fallas u obstáculos en el camino por delante y adaptarse, improvisar o cambiar de rumbo para obtener un mejor resultado.

En resumen, sea cual sea la etapa de la vida y las circunstancias en las que se encuentre, la capacidad de tomar buenas decisiones puede llevarlo mucho más lejos y obtener más sin invertir tiempo o esfuerzo adicional.



Si todavía es escéptico sobre la necesidad de habilidades de pensamiento crítico, siga leyendo para obtener más información al respecto. En este artículo, también encontrará consejos y sugerencias sobre cómo mejorar las habilidades de pensamiento crítico en el contexto laboral.

¿Qué es el pensamiento crítico y cómo utilizarlo?

El pensamiento crítico es esencialmente la capacidad de pensar en el futuro, identificar áreas problemáticas, analizar los hechos disponibles y encontrar soluciones. Esto significa que el proceso también implica recopilar información relevante y formular las preguntas adecuadas para obtener la información que está buscando.

Su habilidad en estas áreas relacionadas puede resultar ventajosa. Al comprender la causa del problema, se le presentan varias soluciones, extraer inferencias de la situación, recopilar y ordenar la información de manera organizada y llegar a una respuesta o solución.

La capacidad de pensar y tomar decisiones de manera objetiva es un activo para el pensamiento crítico. Evitar las emociones, los prejuicios personales y las ideas preconcebidas en el proceso puede conducir a mejores decisiones.

El papel del pensamiento crítico no termina con encontrar soluciones e identificar el enfoque correcto. También implica desarrollar formas de implementar soluciones y ejecutarlas. Y ese tampoco es el final.

Debe seguir controlando la eficacia de su decisión o solución. Si está satisfecho, muy bien. Guárdelo en su mente para poder consultarlo y utilizarlo en el futuro. Si no es así, debe analizar el problema incluyendo información nueva y encontrar mejores soluciones.

El pensamiento crítico puede resultar ventajoso en cualquier situación. Cuando solicite un trabajo, puede resaltar sus habilidades de pensamiento crítico en su currículum y demostrarlas si se le da la oportunidad. Los empleados con habilidades de pensamiento crítico siempre son muy valorados.

Estos son los pasos que puede seguir para mejorar sus habilidades de pensamiento crítico.

Consejos para mejorar su pensamiento crítico

Puede mejorar su pensamiento crítico trabajando en estas habilidades relacionadas: observación, análisis, inferencia, comunicación y resolución de problemas.

1. Sea claro sobre su camino / meta

Para tomar buenas decisiones, debes saber exactamente lo que quieres. Todas las decisiones se toman con propósitos u objetivos específicos. Esto significa que tener una comprensión clara de su objetivo puede mejorar las posibilidades de tomar una buena decisión.

Puede utilizar sus objetivos y expectativas de la decisión como punto de partida.

Entonces, debes hacerte preguntas: ¿Qué es lo que quiero? ¿Cuáles son mis expectativas al respecto?

Las respuestas a estas preguntas pueden ayudarlo a obtener una imagen clara de sus objetivos.

2. Deshazte de los prejuicios

A menudo te equivocas con tus decisiones porque solo estabas teniendo en cuenta tu perspectiva. Y es muy probable que su propio pensamiento esté sesgado. Para tomar mejores decisiones, debe eliminar el sesgo del proceso e incluir todas las perspectivas en la mezcla.

La capacidad de ponerse en el lugar de otras personas es una ventaja. La empatía puede ayudarte a tener una visión más amplia. Puede desarrollar esta habilidad imaginándose a sí mismo como alguien que conoce lo suficientemente bien y piensa como ellos. Por ejemplo, en el trabajo, piense en cómo lo manejaría su colega o jefe.

Ver el problema con varias perspectivas y ángulos diversos puede brindarle información sobre el problema que nunca supo que existía y ofrecer soluciones que nunca hubiera considerado de otra manera.

3. Piénselo bien

Las decisiones, especialmente las importantes que alteran la vida, no pueden tomarse a la ligera sin considerar las ramificaciones. Cuando tengas que elegir entre los disponibles, considera las consecuencias de cada uno de ellos antes de tomar una decisión.

A veces, sus decisiones también pueden afectar la vida de los demás. Incluso después de mucho examen de conciencia, si no puede identificar una solución perfecta que solo tendría consecuencias positivas, elija la que ofrezca los máximos beneficios y los menores contratiempos para todos los involucrados.

Esto significa que debe recopilar toda la información relacionada con el problema. Y enumere todos los posibles resultados favorables y desfavorables. Entonces es el momento de poner en uso su habilidad analítica para llegar a una decisión informada.

4. Actúe con la debida diligencia

Tomar buenas decisiones es una tarea sencilla si está dispuesto a dejar de lado sus prejuicios, sus ideas preconcebidas y considerar todas las perspectivas y opciones.

A menudo tiende a ver el problema a través de la lente de sus creencias preconcebidas que pueden ofrecer una visión sesgada. La vacilación en dejar de lado creencias obsoletas y abrazar otras nuevas puede costarle caro. Para mejorar sus habilidades para tomar decisiones, debe estar dispuesto a revisar su sistema de creencias periódicamente y deshacerse de aquellos que no se ajusten a sus ideales y estado de ánimo actuales.

Mantenga su mente abierta a nuevas ideas y creencias. Esté preparado para investigar mucho y recopilar información. Estar dispuesto a aprender y adaptarse a nuevas ideas y situaciones. Con todo esto, está mejorando sus habilidades de pensamiento crítico.

5. Admita sus errores

Es difícil aceptar que algo que hiciste con toda la seguridad del mundo fue un error. Después de todo, como dice Shakespeare, errar es humano. No hay nada de qué avergonzarse. Todos cometemos errores.

Al reconocer el hecho de que no siempre tiene la razón, tiene la oportunidad de corregirlo y seguir adelante. En cambio, si te aferras a la creencia de que nunca te equivocarás, seguirás repitiendo el mismo error. Esto puede hacer que retroceda en sus búsquedas, sean las que sean.

Debe verificar sus soluciones y analizarlas desde un punto de vista crítico. Utilice sus errores como una oportunidad para aprender más que como una señal de fracaso.

6. Evite pensar demasiado

En su entusiasmo por hacer las cosas bien, puede terminar pensando demasiado y complicando demasiado el problema en cuestión. Hay una delgada línea que separa el pensamiento y el pensamiento excesivo. Cuánto pensar es correcto es algo que se aprende con la experiencia.

La forma en que aborde un problema puede marcar la diferencia. Es bueno tener una imagen más amplia. Pero para comprender el problema y llegar a una solución, es necesario dividirlo en elementos más pequeños. Esto puede simplificar el problema en gran medida, facilitando así llegar a una solución.

Palabra final

Considere este ejemplo de pensamiento crítico. Como gerente de piso en un restaurante, debe apaciguar a los clientes enojados sin perder el apoyo de su personal. Son sus habilidades de pensamiento crítico las que le salvarán el día.

La mayoría de nosotros no estamos naturalmente inclinados al pensamiento crítico. Tampoco es fácil. Es una habilidad que vale la pena adquirir si puedes hacerlo bien.

Lectura recomendada: