5 beneficios de la gratitud en el lugar de trabajo

Superación Personal

Beneficios de la gratitud en el lugar de trabajo

¿Se ha preguntado alguna vez por qué algunas organizaciones tienen empleados felices y contentos y una mayor productividad?

¿Qué tal un jefe que nunca tiene una palabra de aliento o agradecimiento para usted? Alguien que nunca parece reconocer su arduo trabajo, sus ideas innovadoras o valorar su contribución. Lo mismo puede decirse de los compañeros de trabajo. ¿Cómo te haría sentir esto? Infeliz y descontento seguro.

La diferencia está en la muestra de gratitud en sus innumerables formas: reconocimiento, aprecio, aliento, aceptación, reconocimiento, apoyo, confianza, seguridad, tranquilidad,… La lista continúa.



La muestra de gratitud juega un papel vital en la cohesión de la organización: qué tan bien los empleados trabajan juntos para lograr el éxito.

La falta de gratitud puede ser frustrante para un empleado, pero aún más para aquellos en el rol de liderazgo. Cuando los miembros de un equipo no aprecian los esfuerzos y el compromiso de los demás, se mostrará como un liderazgo fallido.

Los líderes pueden hacer mucho para infundir una cultura de gratitud en el lugar de trabajo. Esto puede mejorar la atmósfera, lo que lleva a una fuerza laboral más feliz, vínculos más estrechos y, en última instancia, una mayor productividad.

Aquí hay algunas razones más para practicar la gratitud en el lugar de trabajo.

1. La gratitud es un reconocimiento para el individuo.

La mayoría de las organizaciones ofrecen recompensas por el desempeño y el logro de los objetivos laborales. Este reconocimiento, aunque bienvenido, no ofrece una completa satisfacción. Lo que falta aquí es el aprecio. Si bien el reconocimiento es una recompensa por el trabajo realizado, el reconocimiento es una aceptación del valor del individuo.

Incluso mientras celebramos y regocijamos los éxitos relacionados con el trabajo, aplaudir el talento y el compromiso de las personas puede marcar una gran diferencia en el ambiente de la organización. La mayoría de los empleados quieren más que incentivos y recompensas. R Lo hizo muy bien o un trabajo bien hecho o una palmada en la espalda puede hacer maravillas.

La apreciación individual no tiene por qué limitarse a cuestiones relacionadas con el trabajo. Los atributos de los empleados, como la capacidad de motivar a otros, organizar eventos, hablar con la gente o incluso sus esfuerzos por establecer relaciones entre los miembros del equipo con sus bromas, pueden alentarse, reconocerse y apreciarse.

2. La gratitud es beneficiosa para todos

La gratitud es uno de los gestos que beneficia por igual al beneficiario y al benefactor. Esto es más cierto en el lugar de trabajo.

Cuando se aprecian los esfuerzos de las personas en un equipo, se motivan a trabajar más duro y de manera más cohesiva para lograr más éxito para el equipo. Una organización con una cultura de gratitud está destinada a tener una fuerza laboral más feliz y una mayor productividad. Es un arreglo en el que todos ganan.

3. La gratitud ayuda a construir vínculos

Es importante que los miembros del equipo trabajen juntos como una unidad y no como individuos inconexos. Definitivamente no uno contra el otro. Juntos podrán lograr mucho más.

La existencia de gratitud en el lugar de trabajo puede ayudar a establecer una relación entre los miembros del equipo. Apreciar la contribución de las personas puede ayudar a fortalecer las relaciones.

La muestra de gratitud beneficia tanto al donante como al receptor. Tiene un impacto positivo en ambos. Esto promueve lazos saludables entre los miembros del equipo. El simple hecho de decir gracias o que lo hizo muy bien puede lograr mucho más de lo que puede imaginar.

4. La gratitud produce mejores gerentes

El lugar de trabajo suele ser estresante, especialmente si usted tiene un papel de liderazgo. La gestión de personas de diversos orígenes, atributos personales y talentos puede ser un desafío en el mejor de los casos. Hacerlos trabajar juntos como una unidad fuerte y armoniosa no es tarea fácil.

La gratitud se considera una de las técnicas de manejo del estrés más fáciles de una organización. Puede eliminar la tensión innecesaria entre los miembros del equipo e incitarlos a cooperar. La capacidad de hacer que las personas trabajen juntas como un equipo es el sello distintivo de un buen líder.

Un punto a tener en cuenta aquí es que la gratitud no tiene el mismo significado para todos. La muestra de gratitud debe adaptarse individualmente para cumplir con los requisitos de las personas. Si bien a algunos les puede gustar el reconocimiento público, unos pocos preferirían uno privado con un toque más personal.

5. La gratitud tiene un impacto positivo en la cultura del lugar de trabajo

La cultura o el ambiente en una organización tiene una gran influencia en la retención de empleados y en la captación de nuevos talentos. La fuerza laboral de hoy en día quiere mucho más que una remuneración y beneficios.

Los mejores candidatos del mercado laboral que tienen el lujo de elegir buscan lugares de trabajo donde se valore su talento y exista una gran camaradería entre los empleados. Y, el solo hecho de que el mayor grupo de talentos considere atractiva una organización puede mejorar su imagen.

Con este fin, muchas organizaciones llevan a cabo programas a corto plazo para promover la gratitud y el aprecio en el lugar de trabajo. Esto puede ser beneficioso solo si la práctica se promueve activamente y se continúa durante el resto del año.

Consejos para cultivar la gratitud en el trabajo

La cultura de la gratitud en una organización tiene que comenzar desde arriba. Depende del liderazgo desarrollar y mantener una atmósfera de gratitud en la organización. Hay muchas formas de hacer esto, la mayoría de ellas a un costo mínimo o sin costo alguno.

  • Agradezca personalmente a las personas por su contribución.
  • Esto puede ir seguido de tarjetas de agradecimiento.
  • Las cartas de agradecimiento en papel o por correo electrónico funcionan igualmente bien.
  • Agradezca a las personas invisibles de la fuerza laboral que prefieren permanecer en un segundo plano y continuar haciendo un buen trabajo. Al hacerlo, respete su inclinación por la privacidad, si la hubiera.
  • Cree oportunidades para que los empleados expresen su gratitud a los demás. Esto se puede hacer creando espacio en las reuniones del equipo, creando una página web dedicada o manteniendo un diario de gratitud.
  • Observe un día a la semana como día de gratitud. O organice programas de 2-3 días para promover la gratitud. La idea es centrar la atención en la gratitud y fomentar su presencia y prevalencia.
  • Fomente el uso de palabras positivas entre la fuerza laboral.
  • Coloque un tablón de anuncios de agradecimiento para mostrar los mensajes de gratitud.
  • Crea un muro de gratitud en el trabajo. Este es un lugar donde todos pueden compartir aquello por lo que están agradecidos.
  • Organice ejercicios de gratitud como gratitud Word Cloud. Utilice indicaciones sencillas como ¿por qué está agradecido hoy? o de quien estas agradecido hoy ?. El impacto visual de este ejercicio es inmenso.
Relacionado: ¿Cómo mejorar las habilidades de pensamiento crítico en el trabajo?
Pensamientos finales

Una de las mejores cosas de la gratitud es que no le cuesta nada al donante en su forma más simple. Invirtiendo un mínimo de esfuerzo, tiempo y aplicación, puede obtener grandes dividendos. Al introducir gratitud y aprecio, el liderazgo puede crear un entorno en la organización donde se valora a cada miembro del equipo y se reconoce la contribución de todos.

La muestra de gratitud puede mejorar la felicidad de los empleados, lo que se traduce en una mayor motivación y compromiso. Promover la gratitud en el lugar de trabajo puede ayudar a la organización a crear empleados satisfechos, además de tener un impacto positivo en el desempeño del equipo y de la organización.

En resumen, la gratitud en el lugar de trabajo se traduce en una fuerza laboral más feliz y una mayor productividad.

Lectura recomendada: